Cambio Climático

DESCARGAR

Cambio Climático

Resultados de las actividades de monitoreo de fauna silvestre realizados por FundAmazonia y sus colaboradores en los bosques inundables de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria (RNPS) reportan impactos negativos sobre ciertas  especies luego de haber sufrido la sequía más severa registrada en las últimas décadas y años de inundaciones intensas.

La cuenca Amazónica está teniendo cambios climáticos muy severos que indudablemente impactarán las grandes extensiones de bosques tropicales de la tierra. Cada año, el río Amazonas está teniendo cambios estacionales durante el periodo de inundación entre los meses de diciembre a junio y en periodo de vaciante entre julio a noviembre. Lo que preocupa es que los cambios estacionales se están volviendo más intensos e indudablemente están impactando a la fauna silvestre y a las poblaciones locales.

 

Las investigaciones se vienen conduciendo en la Reserva Nacional Pacaya Samiria, cuya extensión es de aproximadamente 20,000 km² y está comprendida en su mayoría por bosques estacionalmente inundables. Resultados de las investigaciones muestran algunas consecuencias importantes debido a los registros extremos de vaciante y creciente experimentados en los dos últimos años en la Amazonía.

 

La sequias está afectando a los delfines.  Las poblaciones de aves de orilla también mostraron el impacto de la sequía.  Las poblaciones de peces se vieron grandemente afectados  por la sequía de la vaciante del 2010 y las consecuencias se vieron durante el 2011. Los ungulados, roedores y edentados terrestres están siendo afectados por los altos niveles de agua que reducen la disponibilidad de tierra seca durante la temporada de aguas altas. Las especies que dependen de los recursos arbóreos no han sido afectados por los cambios climáticos en el nivel del agua. Grupos de la fauna silvestre tales como guacamayos, primates, edentados arbóreos y carnívoros habitan en el bosque por encima de los efectos físicos de las inundaciones.

Los indígenas locales Cocama están siendo afectados por las mayores variaciones del nivel de agua de los últimos años por diversas razones. La caza de carne de animales silvestres ha disminuido sustancialmente con el declive de las poblaciones de ungulados y roedores, y se ha vuelto menos sostenibles como resultado de los cambios climáticos. Ahora las personas dependen más de los peces durante la creciente, que eran tradicionalmente el período de caza carne de animales silvestres. Sin embargo, los peces se vuelven dispersos en los bosques inundados durante las inundaciones y son más difíciles de capturar que en la época de vaciante, cuando están restringidos a los lagos, canales y ríos. Durante la sequía también los peces se vuelven raros   después de un tiempo y en 2011 el tamaño de muchas especies comunes se ha convertido en más pequeño y la gente tenía para capturar más pescado para el mismo nivel de proteína.

 Se necesita encontrar estrategias de conservación que ayudan a la gente local a superar los impactos del uso de sus recursos tradicionales por las condiciones climáticas.  La conservación basado en incentivos es una estrategia que ayuda a las personas locales a superar la declinación del uso de los recursos. Las lecciones aprendidas de la conservación comunal en la Reserva Nacional Pacaya Samiria y otros sitios están ayudando a formar una estrategia de conservación más amplia y más robusta para la cuenca Amazónica.

Los impactos del cambio climático ya son otro reto para la reserva y la gente local que vive en la zona. Las nuevas amenazas son cada vez más evidentes a partir de las variaciones en el nivel del agua, tanto en términos de las sequías e inundaciones intensas. Es muy afortunado que la autoridad de reserva y la población local están trabajando juntos, ya que se necesitará un esfuerzo de colaboración combinado para superar la naturaleza física de los impactos del cambio climático.

Copyright © organización | fundamazonia.org

Desarrollado por: enfoqpro